Ayuntamiento de Madrid. Área de Gobierno de Medio Ambiente

Educar para vivir sin ruido

Para conocer

Fotografía de la sección: imagen de la ciudad con tráfico

La medición del ruido

El oído transforma las presiones sonoras en sensaciones auditivas. El espectro de audición es la gama de frecuencias que puede escuchar el oído humano. Este está comprendido entre 20 y 20.000 Hz, aunque es más sensible a frecuencias entre 2.000 y 5.000 Hz.

Las sensaciones que producen las ondas sonoras en el oído dependen de distintos factores físicos: la intensidad y la frecuencia de la onda, la acústica del lugar y el momento del día, la sensibilidad de las personas o el tipo de ruido.

Ilustración que representa el oido interno en un corte transversal

  • 1 Conducto auditivo externo
  • 2 Tímpano
  • 3 Martillo
  • 4 Yunque
  • 5 Estribo
  • 6 Canales semicirculares
  • 7 Cóclea
  • 8 Nervio auditivo
  • 9 Trompa de Eustaquio
Factores Unidad de medida Sensación sonora
Frecuencia Hercio (Hz) Sonidos agudos y graves
Intensidad (relacionada con la amplitud y energía de la onda) Decibelio (dB) Sonidos fuertes y débiles (volumen)

El ambiente ruidoso de las ciudades suele estar producido por varias fuentes de emisión tanto de origen tecnológico como de hábitos y comportamientos humanos. El transporte de coches, la maquinaria de obras públicas, la aglomeración de personas, los centros comerciales, etc. son el origen de algunos de los ruidos en la ciudad.

El nivel de sonido o ruido se puede medir con distintos equipos que miden niveles de presión sonora, es decir, la variación de presión que se produce en un punto determinado cuando se está propagando una onda sonora. La unidad con la que se expresa esta magnitud es el decibelio (dB) y el equipo de medida más utilizado es el sonómetro, diseñado para responder al sonido de la misma manera que lo hace el oído humano.

El oído humano no presenta igual sensibilidad para todas las frecuencias audibles, sino que sonidos de diferentes frecuencias pero de igual nivel de presión sonora, provocan sensaciones distintas. Por eso, en los equipos de medida se introdujeron las curvas de ponderación, siendo la más empleada la “A” (dBA). Los valores de la escala de decibelios A van desde 0 dBA, que es el valor mínimo que las personas son capaces de oír, hasta 120 ó 140 dBA, que corresponden a los umbrales de dolor y de daños en el órgano de la audición. El límite de tolerancia o aceptabilidad del nivel de ruido ambiental es de 65 dBA.

Una ambulacia del samur pasa con la sirena encendida por una calle de la ciudad

Las ambulacias son una fuente permanente de ruido en las grandes ciudades

Una ambulacia del samur pasa con la sirena encendida por una calle de la ciudad

Sonómetro

Nivel de presión (dBA) Ambiente típico Escala
120 - 140 Umbral del dolor.
Despegue de aviones, martillo neumático…
intolerable
80 - 110 Maquinaria industrial, obras públicas, sirenas, discoteca… muy ruidoso
60 - 80 Tráfico intenso, televisión con volumen elevado, aglomeraciones, gritos. ruidoso
30 - 50 Conversación normal, área residencial durante la noche. poco ruidoso
0 - 20 Umbral de audición.
Nivel de sonidos de fondo.
silencioso

La unidad de medida utilizada para los niveles sonoros ambientales es el “Nivel Sonoro Continuo Equivalente” (Leq), que tiene en cuenta la variación del ruido en un período de tiempo determinado, dando un dato representativo de dicho período.
Un aspecto importante para la protección del medio ambiente urbano es la clasificación del territorio en áreas acústicas según los distintos usos del suelo. En este sentido, la ordenanza municipal sobre contaminación acústica del Ayuntamiento de Madrid (2) define cinco áreas acústicas y limita los niveles sonoros ambientales diurnos y nocturnos de dichas áreas.

La elaboración de mapas de ruido en los municipios permiten evaluar la contaminación acústica de una determinada zona y adoptar planes de acción y medidas correctoras en dicha zona.

Tipo Área Uso Día (dBA) Intermedio (dBA) Noche (dBA)
I De silencio Sanitario, reposo y descanso 50 - 60 45 - 55 40 - 50
II Levemente ruidosa Residencial, educativo, cultural, religioso y zonas verdes 55 - 65 50 - 60 45 - 55
III Tolerablemente ruidosa Hostelero, oficinas, deportivo, restaurantes y cafeterías, comercios 65 - 70 60 - 65 55 - 60
IV Ruidosa Servicios públicos, uso industrial, intercambiador de transporte 70 - 75 65 - 70 60 - 70
V Especialmente ruidosa Transporte aéreo, actuaciones al aire libre, ferrocarriles y carreteras 75 - 80 70 - 80 65 - 75

© Ayuntamiento de Madrid. Área de Gobierno de Medio Ambiente. 2008